País es segundo en creatividad digital y abre mas brecha

La industria de la creatividad, básicamente en poder de los jóvenes, está emergiendo en el mundo como una fuerza en desarrollo que ha venido a contribuir a las economías de varios países.

 

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ubica a Guatemala segundo en producción digital y en la generación de empleo en este sector, lo cual no es casual, sino resulta fruto del un trabajo constante realizado por un cluster de unas 15 empresas que impulsan la industria creativa.

El estudio en referencia indica que este potencial de desarrollo en Latinoamérica y en el Caribe ha generado $174.7 millones, y en dicho esfuerzo Guatemala aportó el 7.6%; es decir, exportó $13.2 millones en la producción de servicios. Estos resultados hacen que productores y las mismas autoridades vuelvan la mirada y aborden con mayor énfasis estos procesos de creación (vea: Sector en desarrollo).

Según el BID, el país latinoamericano con mayores exportaciones en la industria creativa es Santa Lucía, ya que comercializó $13.9 millones, lo que equivale al 8%. El informe Economía Naranja, como se le denomina en el caribe a esta industria, presentado el año pasado define como bienes creativos la elaboración de artes visuales y performativas, artesanías, audivisuales, diseño y nuevos medios. Agrupa, además, servicios creativos como arquitectura, cultura y recreación, investigación y desarrollo, y publicidad.

La Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (Unctad) señala que las exportaciones de bienes y servicios creativos aumentaron 134% entre 2002 a 2011, pues hasta ese año la industria creativa exportó en el mundo $646.1 mil millones, de los cuales el continente americano aportó $87.6 mil millones.

Diseñan empleos
Según el informe del ente financiero, hasta 2011 la industria creativa había creado 10.6 millones de empleos de los cuales en el país se generaron 731 mil plazas, por debajo de México que lidera en la región la contratación de personal.

Estos resultados se deben, en mucho, a diversos trabajos de animación desarrollados en el país para proyectos cinematográficos globales.

Sin embargo, Guatemala no cuenta con estadísticas para medir el impacto que tiene dicho sector en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Rubén Morales, gerente del sector de servicios de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), indica que no existen datos sobre las exportaciones de la economía creativa, por lo que gestionan una donación de alrededor de $15 mil para contratar un estudio que mida dichos aportes.

“El estudio podría iniciar aún este año y esperamos que los resultados estén entre febrero o marzo, ya que se debe recopilar información de varias empresas que están relacionadas con el arte que no se han visto reflejadas en ningún sector”, agrega Morales.

A la vez, el ejecutivo indica que en la Asociación se prepara la integración de una comisión que agrupe a las compañías de esa industria.

La Fundación CA, creada por el productor guatemalteco Carlos Arguello, realiza un trabajo importante para impulsar esta industria. Junto con la Mancomunidad del Sur, ente que agrupa a seis municipios del país, están por inaugurar seis centros de entrenamiento en Villa Nueva para jóvenes.

Adicionalmente desarrollan otros proyectos de capacitación con las universidades San Carlos de Guatemala y Da Vinci, relacionados con proyectos de producción. Arguello explica que el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) gestiona fondos en el BID y el Banco Mundial (BM) para esto.

“Tratamos de mezclar las inclinaciones artísticas que tienen los jóvenes que no han podido continuar sus estudios, con la tecnología potencial”, destaca.

http://goo.gl/xOT8m9