Incubadoras que dan vida a empresas

Emprender el camino de un nuevo negocio no es siempre sencillo, pues la mayoría de veces los recursos económicos no alcanzan y hace falta experiencia  para crecer con fortaleza. Una incubadora, como a un niño, ayuda a dar el cuidado especial para que una empresa se fortalezca hasta salir al mercado.

Por Byron Dardón Garzaro

Las incubadoras y aceleradoras de empresas se han convertido en herramientas poderosas para impulsar paso a paso la formación y crecimiento de cientos de miles de emprendedores alrededor del mundo.

Ahora en Guatemala, sin importar la edad, un emprendedor puede echar a andar sus proyectos en la incubadora de negocios del  Centro Tec, ubicado en cuatro grados norte, en la zona 4 capitalina.

Esos aceleradores permiten al empresario  introducirse al mundo de los negocios y  dar los pasos básicos hasta que su idea madure, se fortalezca y se convierta en una empresa formal.

Sergio Heer, propietario del  Grupo SML, empresa que se dedica a  generar  soluciones para estrategias de comunicación digital como redes sociales, buscadores y contenidos multimedia para páginas web, es un ejemplo de cómo surge  un empresario desde una incubadora.

 “Por eso, yo les  recomiendo a los emprendedores que empiecen en una incubadora, en especial si aún están en su casa pues aunque tienen costos bajos  el ubicarse en un lugar como el Centro Tec, les permite interactuar con otros emprendedores “, Sergio Herr, propietario del  Grupo SML.

“Nosotros empezamos hace cinco años  con  una oficina pequeña de 12 metros cuadrados y fuimos creciendo hasta  convertirnos ahora en una empresa formal  y madura que atiende a clientes grandes”, comenta Heer.

Según Herr, la principal inspiración para seguir adelante  es observar que otros están creciendo  y tener la certeza de que si es posible alcanzar los sueños .

Para este joven empresario, las incubadoras son un “excelente” recurso para alguien que empieza en la ruta porque desde el  punto de vista de lo económico  son una ayuda para recortar los gastos fijos y cuando no hay ingresos permanentes, eso se convierte en una “bendición”.

 

http://www.prensalibre.com/economia/incubadoras-que-dan-vida-a-empresas