reportajecentral

El naciente Valle del Silicio

La producción de drogas sintéticas es el nuevo reto en la lucha contra el narcotráfico.

VARIAS EMPRESAS DE tecnología se han instalado dentro
y fuera del edificio del Campus Tec.

POR ROBERTO VILLALOBOS VIATO

En el área de Cuatro Grados Norte, en la zona 4 de la capital, hay un moderno edificio de ladrillo de siete pisos. Es amplio y limpio. Muchas veces, silencioso. Para ingresar se debe pasar por una plataforma biométrica que se activa con las huellas digitales. Esta es la sede de los geeks —como se les llama a quienes se apasionan de la informática—. Este es el Campus Tecnológico de la Universidad del Valle de Guatemala.

Dentro y fuera de la estructura hay varias empresas que se dedican al soporte y desarrollo de tecnología. Entre ellas SolucionWeb.com, Sinergia, CyberSeg.com, Tech4Mobile o Funtec. Por ello, poco a poco, este sector de la ciudad se está convirtiendo en un Valle del Silicio en suelo guatemalteco.

Silicon Valley —Valle del Silicio— es un área al sur de la Bahía de San Francisco, norte de California, EE. UU., que concentra una gran cantidad de compañías informáticas como Adobe, Apple, Intel, Sun Microsystems, Oracle o Electronic Arts, por mencionar algunas.

“El Campus Tec pretende convertir a Guatemala en el líder tecnológico de la región y hacerla competitiva a escala mundial”, dice María Mercedes Zaghi, desarrolladora de negocios de esa institución. “Aquí, además, contamos con una sección llamada Incubadora de Negocios, la cual acelera el lanzamiento y crecimiento de nuevas iniciativas de alta tecnología”, comenta.

Una de las innovaciones que ha salido de esa incubadora viene de la mano del ingeniero mecatrónico Juan Pablo Liska, de 32 años, quien creó las empresas Startrack y Aerobots. Liska desarrolló un programa para tomar fotografías aéreas. Esto lo hace con un avión autónomo que funciona con un sistema de posicionamiento global (GPS).

Las imágenes captadas sirven para tomar decisiones en la agricultura o para crear estrategias para mitigar los efectos de desastres naturales. “Es una especie de Google Maps, pero nosotros recopilamos datos actuales”, explica.

Otro emprendedor es Javier Estrada y su empresa Tecnidesa, que se especializa en sistemas de seguridad. “Las cámaras que están colocadas en la ciudad funcionan con fibra óptica; nosotros, en cambio, tenemos tecnología inalámbrica que transmite imágenes con solo un milisegundo de retraso. El costo del equipo, además, es menor”, explica. Sus cámaras, incluso, son capaces de detectar movimientos bruscos. “Cuando eso pasa, el sistema de inmediato enfoca el rostro del intruso y lo empieza a seguir”, afirma.

Para un país con elevados índices de criminalidad, este tipo de cámaras podrían ayudar a perseguir sospechosos.

Rubén Quintana es otro guatemalteco que impulsa la tecnología. Su iniciativa llega al campo educativo mediante Edulibre, una asociación que instala software libre —gratuito— en las computadoras de las escuelas públicas nacionales.

Grandes avances

Uno de los centros de investigación y desarrollo tecnológico más avanzados y prestigiosos del mundo es el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en inglés). Allí, el guatemalteco Óscar Ricardo Moll Thomae obtuvo sus grados universitarios en Matemática e Informática. Tiene, además, una maestría en Ingeniería en Ciencias de la Computación.

El joven ha hecho análisis de grandes volúmenes de datos, como los patrones estadísticos de llamadas entre teléfonos celulares para la firma Telefónica de España.
Durante la segunda mitad del 2011 trabajó en Twitter, la famosa red social. “Para mi tesis, evalué formas de almacenar datos de las relaciones sociales de los usuarios en forma más efectiva”, indica vía correo electrónico.

Moll Thomae también ha desarrollado infraestructuras informáticas a gran escala. “Este es el soporte de grandes sitios de internet”, explica. Lo que este guatemalteco hace es invisible a los usuarios, pero su trabajo es vital para que grandes páginas puedan funcionar. De hecho, el joven fue contratado por Amazon.com, el gigante mundial de las ventas en línea.

Aplicaciones

En la Universidad Galileo hay otra lista de jóvenes talentosos con ideas revolucionarias. En el Departamento de Investigación de Sistemas, de la Facultad de Ingeniería en Sistemas, Informática y Ciencias de la Computación (Fisicc) se han desarrollado diferentes proyectos innovadores y de calidad internacional, asegura Alí Lemus, director de esa unidad académica.

“WhereAt es un ejemplo de ello”, refiere. Esta aplicación para teléfonos móviles, creada por Andrés Bolaños, funciona en la plataforma iOS —con el que opera iPhone y iPad—, y es capaz de geolocalizar, crear eventos y brindar direcciones.

¿Se le antoja comer sushi? WhereAt hace una búsqueda y sugiere al usuario a dónde ir. Indica, además, cómo llegar hasta allí a través de un mapa.

¿Quiere ir a una fiesta? La app señala dónde se dónde se va a organizar una de estas o dónde encuentran los amigos. Estas funciones están disponibles en cualquier parte del mundo.

¿Cómo lo hace? “En programación existe un concepto que se llama
CrowdSource. Con eso, los desarrolladores hacen que sus aplicaciones se conecten a varios servidores de diferentes sitios como FourSquare, Facebook, TripAdvisor o Google Maps”, dice Lemus. “Cuando se le indica a la aplicación el deseo de asistir a una fiesta, esta se conecta, por ejemplo, al servidor de Facebook. Con base en los gustos y ubicación del usuario, sugiere los posibles sitios de interés”.

Otra app es RestaurantesGT, desarrollada por Gabriel Orozco y Juan Luis Flores, ambos estudiantes de la Galileo. Funciona así: se le toma una fotografía al logotipo de un restaurante y, luego, la aplicación lo reconoce y brinda el menú, números telefónicos y dirección del establecimiento.

Con la asesoría del Campus Tec, Renato Galindo fundó The Spot Mobile, una empresa que desarrolla programas de entretenimiento para teléfonos celulares. Una de sus aplicaciones es iSticker Albums. “En el mundo hay una comunidad gigantesca de coleccionistas de álbumes, tarjetas y estampas; este es un servicio para ellos”, refiere Galindo. Con esa app, los usuarios pueden localizar a otros para comprar o intercambiar esos objetos. Esta se encuentra disponible en la App Store —la tienda virtual de Apple—, con un precio de US$2.99.

Este tipo de sistemas también han ingresado en el campo financiero. Un ejemplo de ello es EZMovil, compañía fundada por Juan Gómez. En el Campus Tec creó Agenda, una avanzada herramienta que los asesores de crédito pueden utilizar para registrar la ubicación de un cliente y que permite conocer en cuestión de minutos si una persona califica para un crédito —por supuesto, con el consentimiento del solicitante—. La app está disponible para los sistemas operativos Android, iPhone y BlackBerry. Por ahora, la emplea Finsol, una financiera hondureña, entre otras firmas.

¿Por qué hay tantos desarrolladores de software para móviles? “Estamos en el boom de esa área. La competencia es grande; todos tratan de superar al otro”, dice Lemus. La competencia, lejos de ser dañina, fomenta la creatividad. “Siempre hay que innovar y pensar que las cosas se pueden mejorar; si no, te quedas estancado”, asegura Liska.

Narnia y el futuro tecnológico del país

En los corredores del Campus Tec uno se puede topar con Pedro Méndez, quien crea complejas imágenes en tres dimensiones. Su trabajo lo llevó a diseñar gráficas para la película Las Crónicas de Narnia.

El joven considera que en Guatemala hay más oportunidades para hacer crecer negocios en el campo tecnológico. Con él coincide Renato Galindo: “Para la creación de software la inversión es mínima. Solo se necesita una computadora y mucho tiempo”, refiere.

El Campus Tec se ha quedado pequeño, por eso ahora hay planes de empezar a construir otro edificio en el mismo sector de Cuatro Grados Norte, donde hasta hace algunos años abundaban las discotecas, los bares y las ventas clandestinas de drogas. Ahora es un sitio de desarrollo tecnológico. Es así como el Valle del Silicio de Guatemala sigue creciendo.

Enseñanza de tecnología

Otra institución que se dedica a la enseñanza de carreras de Tecnología de la Información y Comunicación (TICs) es el Kinal Tecnológico. Entre sus cursos se encuentran los relacionados con las redes de computadoras, desarrollo de software, edición de fotografía y diseño web.

Existe, asimismo, el Centro de Tecnología de la Información y las Comunicaciones Intecap Koica. Allí se han impulsado diferentes eventos como el Java Day, que promueve el empleo de herramientas de software libre relacionadas con las tecnologías Java, de la firma Oracle. La sede del centro TICs del Intecap también ha llevado a cabo diferentes festivales.

En otras universidades del país también existen programas de investigación y desarrollo de tecnología.

http://goo.gl/SbQlJ